Cómo tiene que ser un logo | Bécquer te responde

 En Branding, Diseño, Sin categoría

¿Cómo tiene que ser un logo?, me preguntas,

mientras clavas en mi pupila tu pupila azul

¿Cómo tiene que ser un logo? ¿Y tú me lo preguntas?

Tu logo… eres tú.

Tranquilo, no nos ha poseído el espíritu de Bécquer. Aunque sí que nos hemos puesto un poco filosóficos, para qué mentir. Y es que la ocasión lo merecía. Ya era hora. Es necesario responder a la pregunta del millón. Una de las que más nos hacen nuestros clientes, una de las que más nos hacemos nosotros mismos…

¿Cómo tiene que ser un logo?

Es fácil romperse la cabeza preguntándose esto. Hay miles de marcas, miles de tonalidades, de formas, de letras…

¿Qué es lo más apropiado para mi compañía? Es una de las preguntas que pasan por la cabeza cuando inicias un nuevo negocio o quieres darle un aire fresco a la empresa que gestionas.

Antes de responder a la pregunta, hay que tener en cuenta que lo primero que va a ver tu cliente potencial es tu logo y éste debe representar rápidamente tus valores.  Un logotipo tiene un impacto muy importante en la forma que los usuarios perciben la marca ya que les da información de qué y cómo es.

Nuestra experiencia nos dice que lo importante es que sea memorable, único y versátil. Un logo debe ser algo excepcional. Así te diferenciarás y te diferenciarán.

Es esencial que el logo esté bien hecho, por supuesto. Las herramientas de publicidad y marketing de la marca llevarán el logotipo, o una simplificación del mismo. Una web, un packaging de producto, una tarjeta de visita, un correo electrónico… El logotipo de tu empresa tiene que poder adaptarse a cada escenario, la versatilidad es clave.

Cómo debe ser un logo. Definir el estilo general

Como ya tenemos claro lo importante que es tener un buen logo, es hora de enumerar los diferentes elementos que se necesitan para su elaboración.

Formas, colores o tipografías son factores que marcarán el estilo. Si nuestra marca es innovadora, genial o tecnológica; pues nos decantaremos por un diseño limpio, minimalista y elegante para comunicar modernidad y frescura. Ver ejemplo

Si en cambio nuestra empresa es un negocio familiar con aire vintage, quizás es más adecuado realizar un logotipo retro en tonos marrones o beige con tipografías desgastadas e ilustraciones a mano que recuerden el pasado y evoquen nostalgia. Logo Rolling Cook

También podemos optar por un estilo clásico para tener más poder de permanencia y abarcar a mayor público sin la utilización de complejas paletas de colores y sí con fuentes elegantes con detalles sutiles. Esta estética mostrará confianza y realismo. Restyling Grupo Ya

Una buena idea es hacer un boceto previo que muestre lo que debe incluir nuestro logo (el nombre de la marca, la tagline, una ilustración…). Así será más sencillo ir después a lo concreto.

La composición, un factor clave.

Una vez seleccionado el estilo deberemos decidir cómo será la composición de logo. La composición es como el ABC de nuestro logo y resulta clave para obtener un buen resultado. La composición puede contener:

  • Las propias letras del naming,
  • Monogramas (H&M, D&G, HP,…)
  • Formas abstractas o símbolos.
  • Mascotas ilustradas.
  • Combinación de formas y tipografías.
  • Emblemas.

Elegir la tipografía

Cuando hayamos definido el boceto de la composición general, llega uno de los momentos más importantes a la hora de crear un logo: elegir la tipografía más conveniente. Para ello, hay que tener en cuenta la legibilidad y peculiaridad. Podemos optar por tipos de letra de palo seco (modernas) o con detalles en los bordes (clásicas), escritas a mano, decorativas,… siempre pensando en su aportación al conjunto ya que la letra seleccionada determinará la personalidad de la imagen corporativa.

Además nos podemos guiar por la tabla periódica de las tipografías donde se reúnen las más influyentes, famosas y destacables como la helvetica, myriad, lucida, century, bodoni, garamond, trajan, etc… entre otras muchas. Seleccionar una de ellas o de familias semejantes será un valor seguro. En la fase de construcción del logo, aportarles un toque especial, una vez contorneadas, también les hará únicas.

Tipografías según su forma y acabado:

  • Fuentes San Serif: tipografías de palo seco sin detalles en los bordes. Ideales para ofrecer modernidad y minimalismo.
  • Tipografías Serif: letras con detalles clásicos en los bordes para mostrar alta calidad y elegancia.
  • Letras decorativas: fuentes tipográficas que llaman la atención y que suelen dar un toque divertido al conjunto combinándolos con otros tipos de letras.
  • Fuentes Script: letras con escritura a mano que funcionan muy bien en logos artesanales.

El color, una de las principales señas de identidad

La elección del color es una de las partes más entretenidas de hacer un logo, pero también una de las más difíciles. Hay veces que la inspiración nos pilla despiertos y nos sale a la primera. Pero no es normal. Si queremos ser certeros, debemos tener en cuenta la connotación de cada color y, según esta connotación, elegir el más apropiado para nuestra marca:

  • Negro: elegante, lujoso o moderno para marcas de moda, joyería, diseño….
  • Gris: innovación, profesionalidad, sencillez.
  • Azul: confianza, calma o madurez para marcas de salud, seguros, tecnología…
  • Verde: naturaleza, originalidad o ecología para marcas de alimentación, aplicaciones, juventud, medio ambiente…
  • Rojo: pasión, emoción o energía para marcas de automoción, bebidas, low cost…
  • Marrón: universo vintage, artesanía. Un color ideal para marcas de café, chocolate, productos hechos a mano…
  • Amarillo: alegría, amistad, optimismo. Color genial para marcas de alimentación, viajes, fotografia…
  • Naranja: calidez, modernidad, arte, jovialidad. Perfecto para marcas relacionadas con la innovación social.

Siempre recomendamos a nuestros clientes que, antes de ponernos manos a la obra con la elección del estilo, la composición, la tipografía o el color del logo, contesten a unas preguntas como éstas en un briefing de necesidades:

  • ¿Qué te distingue de los competidores?
  • ¿Quién es tu cliente ideal?
  • ¿Qué canales de comunicación vas a utilizar?

Todos estos datos se suman a los anteriores para realizar el logo más adecuado: un logotipo que no se rinda a los clichés de la industria, sea simple, perdurable y eficaz.

Hay que tener claro que este tipo de estudio y trabajo lo tiene que realizar un profesional. No caigas en el error de dejarlo en manos de tu amigo el “informático” o el cuñado “enterado” de turno. Ahorrarte un dinerito al inicio no supone ganar tiempo para llegar antes. Muchas veces lo barato sale caro.

Recuerda que nosotros podemos ayudarte 😉

#ConsejosVendoqueParaMínoTengo #ConsultorioGoliat

Aquí puedes ver algunos ejemplos de nuestros trabajos en branding
👉 https://www.grupogoliat.com/portfolio/

 

MÁS POSTS

COMENTARIOS

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Desde un logo hasta una campaña concreta. Descubre los servicios que nuestra agencia de publicidad te ofrece.

¿No es legible? Cambiar el código. captcha txt
Ilustración publicitaria